El Bugatti Chiron que se compró Bad Bunny hace unos meses fue fuente de inspiración para la creación de una miniatura del auto. Luis Fernando, puertorriqueño creador de Home of Holo, lanzó una edición limitada de reproducciones del auto de lujo, mismas que se están convirtiendo en piezas de colección.

Bad Bunny compró un Chiron Sport “110 Ans Bugatti”, del que solo hay 20 unidades, para su presentación en los Latin Grammy 2020. Sube este recorrió el Puente Teodoro Moscoso, mismo que conecta San Juan con Isla Verde. El automóvil le costó mínimo 3 millones de dólares (casi 64 millones de pesos mexicanos) y lo compró porque no podía conseguir quién le rentara uno. Poco después lo mandó de regreso a Estados Unidos porque, según lo que dijo a Molusco TV, ya no sabía qué hacer con él.

La miniatura del Bugatti de Bad Bunny salió a la venta en 200 dólares, para después bajar a 85 (casi mil 700 pesos mexicanos). En un inicio solo se hicieron tres ejemplares, de los cuales solo 2 estaban a la venta. Más adelante, de acuerdo con ADN Cuba ya había 15 reproducciones. En la página web de Home of Holo Poco ahora se promueve un nuevo drop con 24 autos, los cuales ya se agotaron.

A parte del “Bad Bugatti”, como se le conoce a la reproducción de Luis Fernando, con Home of Holo también ha realizado reproducciones de los vehículos de artistas como Daddy Yankee y Eladio Carrión.